Sáb. Abr 20th, 2024

La cola del perro es una parte del cuerpo muy importante de nuestro amigo de cuatro patas, tanto para la comunicación como para el equilibrio. Sin embargo, la cola puede ser propensa a sufrir varios problemas de salud , que pueden provocar dolor, malestar y dificultad para mover al perro. En este artículo veremos cuáles son los problemas más comunes que pueden afectar a la cola del perro, cómo reconocerlos y cómo tratarlos.

Dermatitis

La dermatitis es una inflamación de la piel que también puede afectar a la cola del perro Las causas pueden ser diversas, incluidas alergias, parásitos , infecciones, traumatismos o trastornos del comportamiento. Los síntomas más evidentes son picor, enrojecimiento, caída del cabello y formación de costras o llagas. La dermatitis puede favorecer el desarrollo de infecciones bacterianas o fúngicas , que agravan la situación. Para tratar la dermatitis, primero se debe identificar y eliminar la causa subyacente , luego aplicar productos tópicos para calmar y desinfectar la piel y, si es necesario, administrar antibióticos o antihistamínicos orales. En algunos casos, puede resultar útil utilizar un collar isabelino para evitar que su perro se muerda o lama la cola.

La fractura

La fractura de cola del perro es una lesión en los huesos que forman el órgano. Puede ser causada por accidentes domésticos , como un pellizco de la cola con una puerta o una rueda de coche, o por traumatismos violentos, como mordeduras de otros perros. Los síntomas son dolor, hinchazón, sangrado y pérdida de sensación o movilidad en la cola. La fractura puede ser simple o compuesta, dependiendo de si los huesos se han salido o no de la piel. Para diagnosticar la fractura se utiliza una radiografía . El tratamiento depende de la gravedad de la lesión: en algunos casos, basta con inmovilizar la cola con una venda o una férula ; en otros casos es necesaria la cirugía veterinaria para reducir los huesos y fijarlos con tornillos o clavos. En caso de fractura compuesta o necrosis tisular, la amputación de la cola puede ser imprescindible.

Traumas

Las lesiones en la cola de los perros son lesiones de los tejidos blandos que rodean los huesos. Pueden deberse a golpes accidentales o intencionados, como tirones de cola o torceduras . Los síntomas son dolor, hinchazón y hematoma. Los traumatismos pueden provocar esguinces o luxaciones de las articulaciones de la cola, que comprometen su funcionalidad. Para tratar el traumatismo se utiliza hielo para reducir la hinchazón y el dolor, luego se aplica una pomada antiinflamatoria y se administra un analgésico por vía oral. En el caso de un esguince o dislocación grave, puede ser necesaria manipulación manual o fisioterapia para restaurar la movilidad de la cola, que su veterinario debe operar.

Infecciones

Las infecciones de la cola de los perros son cambios patológicos provocados por agentes infecciosos, como bacterias hongos o virus . Pueden resultar de heridas abiertas en la piel de la cola, de mordeduras de otros animales o de enfermedades sistémicas que debilitan el sistema inmunológico del perro. Los síntomas son pus, sangre, olor desagradable y fiebre. Las infecciones pueden extenderse a los tejidos circundantes o a todo el cuerpo del perro, provocando complicaciones graves. Para tratar infecciones es necesario limpiar y desinfectar la herida , luego aplicar una crema antibiótica o antifúngica y, si es necesario, administrar un antibiótico o antiviral por vía oral. Si hay una infección profunda o extensa, puede ser necesaria una cirugía para drenar el pus o eliminar el tejido necrótico.

Cola baja con dolor

En los perros hay signos menos evidentes para reconocer que puede tener problemas con la cola . Por ejemplo, una cola baja y dolorosa puede ser señal de diversos problemas que pueden afectar el órgano o los tejidos circundantes. Algunas de las causas más comunes, algunas de las cuales ya se han abordado en el artículo, pueden ser:

  • Dermatitis, una inflamación de la piel causada por alergias, parásitos, infecciones o traumatismos. La cola puede picar, enrojecerse, desprenderse y formar costras o llagas .
  • Fractura, lesión en los huesos de la cola provocada por accidentes domésticos o mordeduras de otros perros. La cola puede hincharse, sangrar y perder sensación o movilidad .
  • Trauma, una lesión en los tejidos blandos que rodean los huesos de la cola causada por golpes o torceduras. La cola puede doler, hincharse y magullarse .
  • Infección, patología causada por agentes infecciosos como bacterias, hongos o virus. La cola puede pudrirse, sangrar y tener un olor desagradable .
  • Síndrome de la cola fría , un problema muscular que afecta a los perros acostumbrados a nadar. La cola cae y se vuelve fría al tacto, provocando un dolor intenso al perro.

Si tu perro tiene la cola baja y le provoca dolor, te recomendamos llevarlo al veterinario para que lo examine minuciosamente y reciba el tratamiento más adecuado a su padecimiento , así como para que le dé sugerencias sobre cómo ofrecerle una correcta nutrición .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *